La Diputación de León continúa siendo un soporte muy destacado para las diferentes escuelas municipales de música distribuidas por toda la provincia gracias a una convocatoria de subvenciones que constituye una de las más importantes, por dimensión y presupuesto, del Instituto Leonés de Cultura, ya que está dotada con 450.000 euros. El Consejo Rector de este organismo autónomo aprobó esta semana el reparto de cantidades a cada uno de los centros de acuerdo con la puntuación alcanzada según los distintos requisitos y criterios de valoración.

Finalmente han sido 16 los centros que recibirán este importante apoyo por parte de la administración provincial. Concretamente las Escuelas Municipales de Música de Astorga, Bembibre, Benavides de Órbigo, Cacabelos, Camponaraya, Fabero, Gradefes, La Bañeza, La Robla, Sahagún, Sariegos, La Robla, Valencia de Don Juan, Valverde de la Virgen, Villablino, Villafranca del Bierzo y Villarejo de Órbigo. Las cantidades deberán ir destinadas a la retribución del profesorado de cada una de las escuelas, incluidos los costes de Seguridad Social, durante el presente curso 2021/2022. Una subvención que, en ningún caso, puede superar el 80% del importe total de la inversión necesaria para realizar la actividad propia de cada uno de los centros.

Esta convocatoria de subvenciones en régimen de concurrencia competitiva está destinada a ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes de la provincia de León que financien escuelas municipales de música inscritas en el Registro de Centros Docentes de la Comunidad de Castilla y León.

Sus criterios de valoración y puntuación han sido los siguientes: número de habitantes del municipio que es sede de la entidad solicitante (más puntos, hasta un máximo de 20, a los municipios de menor población y que, por tanto, se encuentran en situación de desventaja), profesorado contratado (hasta un máximo de 25 puntos según las horas semanales impartidas), alumnado inscrito (primándose la mayor cantidad de alumnos hasta un máximo de 25 puntos), asignaturas y especialidades inscritas en el Registro de Centros Docentes de Castilla y León (hasta un máximo de 25 puntos), impartir asignaturas relacionadas con la música tradicional leonesa (dulzaina, gaita, chifla y tamboril, tambor/redoblante, pandereta/pandero cuadrado, rabel y acordeón diatónico, hasta un máximo de 10 puntos) y en función del presupuesto resultante de la diferencia de gastos en profesorado e ingresos por alumnos (hasta un máximo de 10 puntos).

Como sucedió el año pasado, este año la convocatoria también prima e incentiva la docencia de instrumentos de la música tradicional leonesa, al entenderse que este tipo de instrumentos debe dignificarse, enmarcándose en la oferta de las escuelas de música, y situarse a la misma altura que los demás, en un proceso que ya se ha llevado a cabo en otros territorios.