ICAL

El pleno ordinario de la Diputación de León rechazó este miércoles las reclamaciones presentadas al respecto y aprobó definitivamente el presupuesto de 2023, que asciende a 174,5 millones, supone la cifra más alta en la historia de la institución, y que entrará en vigor tras su inminente publicación.

En la misma sesión se modificó una base de la convocatoria del Plan de Emergencias para obras de abastecimiento de agua en pueblos de la provincia. Sobre este asunto, el vicepresidente Matías Llorente mostró su deseo “de que esta vez podamos sacarlo adelante. No hemos sido capaces de para poder pagar a las juntas vecinales que han hecho estas pequeñas obras, totalmente necesarias. La mayoría no ha presentado todavía la documentación las entidades locales y espero que por fin podamos abonarlas”.

El pleno aprobó también una nueva convocatoria y las bases para la concesión de subvenciones, con un importe de hasta 210.000 euros y correspondientes a 2022, destinadas a las entidades asociativas agroalimentarias que desarrollen programas de mejora destinados al conjunto de los integrantes de cada una de las que tienen contratados técnicos. En este punto, tras la solicitud del portavoz del PP, Francisco Castañón, de “agilidad absoluta en la tramitación”, el presidente de la Diputación, Eduardo Morán, señaló que “cada día es más difícil sacar adelante algunas convocatorias, porque se considera que no es una competencia propia y obtener las autorizaciones -en este caso concreto- ha sido muy laborioso”. “Curiosamente no ocurre lo mismo con las que nos cuestan decenas de millones de euros. Esperamos tener más suerte con las futuras, pero no les prometo nada”, añadió.

Por otro lado, tras la designación de la comisión gestora de la entidad local menor de Acebes del Páramo, Morán quiso “desearle suerte a estos valientes”. El mismo adjetivo dedicó la portavoz de Ciudadanos, Gemma Villarroel, durante el turno de ruegos y preguntas, al responsable de Protección Civil y del Servicio Provincial de Extinción de Incendios y Salvamento, Marcelo Alonso, cuando el diputado afirmó que el Sepeis estará en marcha antes de las próximas elecciones municipales.

El portavoz del PP, en una de sus preguntas, expuso a los diputados el acuerdo de gobierno alcanzado entre el PSOE y la Unión del Pueblo Leonés al inicio del mandato, sobre el que lamentó un “incumplimiento flagrante” y cuestionó a los miembros del equipo de gobierno si se sienten comprometidos con este acuerdo, que a su juicio supone “una demostración palpable de la falta de compromiso del PSOE con León y los leoneses”. El presidente de la Diputación de León, Eduardo Morán, respondió al respecto que se mantiene el compromiso con los términos del acuerdo y que personalmente sigue trabajando en ello, “independientemente de la ruptura del pacto con UPL”.

Respecto a la firma de un convenio con Correos para la prestación de servicios bancarios en los pueblos, Morán comentó que no ha sido posible su desarrollo más que en algunos términos del mismo y recalcó que se sigue trabajando para poner en marcha dos oficinas ambulantes con atención personal y la instalación de oficinas en determinadas localidades. “He llegado a la conclusión de que en León estamos trabajando con las leyes de 1188, cosa que no ocurre con otras instituciones públicas de este país”, lamentó.