La Diputación de León va a dedicar una partida de 900.000 euros a financiar la llegada de wifi a 300 localidades de la provincia que carecen de conexión a Internet y que deberán colocar los tres puntos de servicio previstos en cada una de ellas en lugares de uso público como sedes de juntas vecinales, consultorios médicos y otros espacios de afluencia habitual de los vecinos.

Así lo detalló hoy el vicepresidente y diputado de Cooperación y Servicio de Asistencia a Municipios, SAM, Matías Llorente, quien comentó que la competencia para llevar a cabo estas instalaciones corresponde a los municipios, que podrán delegar en las pedanías en los casos en los que se considere oportuno.

La institución financia el servicio durante un año y las compañías que lo presten deben comprometerse a hacerlo durante otros dos. Además, los equipos que se instalen tendrán una garantía de cinco años, lo que dotará a los pueblos de “un avance antes de que llegue la fibra óptica o el 4G a esos pueblos”.

Llorente recordó que la Diputación tiene previsto destinar 700.000 euros a un convenio con la Junta y hasta cinco millones a otro con la Administración central para avanzar en la conectividad del medo rural, algo que ve imprescindible para el desarrollo de cualquier actividad en los pueblos y para “corregir discriminaciones territoriales”.
En total, espera que las distintas acciones previstas en la materia lleguen a unas 900 localidades, de las que en torno a 400 ya están inmersas en alguna fase del proceso de instalación y casi un centenar de ellos contarán con banda ancha y fibra óptica en la primavera del próximo año.

Actualmente, casi 450 pueblos de la provincia leonesa -lo que a sitúa en los peores puestos de toda España- carecen de conexión a Internet y el diputado leonesista no dudó en reprochar lo que considera inacción en la materia de los anteriores equipos de gobierno del PP, que estuvieron al frente de la institución durante más de dos décadas.