12 de enero de 2022.- El Plan de Emprendedores de la Diputación de León alcanzaba en su última convocatoria a 251 personas que iniciaron su actividad empresarial en el medio rural leonés entre octubre de 2020 y septiembre de 2021. En total se han concedido 720.174,78 euros en ayudas destinadas a cubrir el 90% de la cuota que el emprendedor paga como consecuencia del alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) durante 24 meses continuados.

La finalidad de estas subvenciones es promover la generación de empleo en el medio rural dando la oportunidad a los jóvenes de poner en marcha sus proyectos de emprendimiento y contribuir, de este modo, a fijar población en los pueblos de la provincia y combatir la despoblación.

De los 251 beneficiarios, 186, el 74%, tiene más de 30 años y el resto, 65, menos. Por sexos, el 57% (142) son hombres y el 43% (109) mujeres. En cuanto a los sectores de actividad, el grueso de las ayudas solicitadas, 169, que representan el 67%, fueron para proyectos de emprendimiento en el sector servicios (hostelería, comercio, profesiones liberales, servicios profesionales, construcción y artesanía); el 31% (78) para actividades de agricultura y ganadería, y cuatro para agroindustria.

Las ayudas a emprendedores llegaron en esta convocatoria a 152 localidades de la provincia, la más pequeña Omañón, con cuatro habitantes censados, y la de mayor tamaño Astorga, con 10.480 habitantes. Villablino ha sido, por su parte, la que más beneficiarios concentraba, con 14.

Tal y como se recogía en las bases de la convocatoria, podían ser beneficiarios de estas subvenciones las personas físicas que hubieran iniciado la instalación de un proyecto empresarial, como titular o cotitular, entre el 1 de octubre de 2020 y el 30 de septiembre de 2021 siempre que tuvieran radicado el domicilio de la actividad y el fiscal en un municipio de la provincia de menos de 20.000 habitantes y que no se encuentren dentro de los tres años anteriores a la edad mínima de jubilación. Además, debían presentar un plan de empresa con la idea del proyecto empresarial, su financiación y una proyección con resultado viable a tres años vista.

El reparto de estas ayudas, con una cuantía media por beneficiario de 2.869,22 euros, ha alcanzado a 23 localidades de 50 habitantes o menos, a 108 de hasta 500 censados, a 77 de hasta 5.000 habitantes, a 21 de entre 5.001 y 10.000, y a 22 de más de 10.000 y menos de 20.000.

De las 152 localidades, en 112 ha habido un único beneficiario; en 29 dos emprendedores han visto reconocida esta ayuda; en tres, tres; en dos, nueve, y en otras seis se reparten los 54 beneficiarios restantes con cuatro, seis, siete, 11, 12 y hasta 14 emprendedores con ayuda por localidad.

Desde su puesta en marcha en el año 2013, esta línea de ayudas ha apoyado el inicio de la actividad de 1.775 trabajadores autónomos en cerca de 500 localidades de la provincia. De 2013 a 2016 la ayuda consistía en la subvención del 80% de la cuota de los 12 primeros meses de alta en el RETA. A partir de 2017 se elevó a 24 meses y, en la convocatoria de 2020, lo que se incrementa es el porcentaje, al 90% durante dos años.

(Se adjunta el reparto de ayudas por localidades)