La institución provincial, Accem, Cáritas, Cruz Roja, Diaconía y Hospital San Juan de Dios lanzan una campaña divulgativa para dar a conocer experiencias de localidades leonesas que se han visto reactivadas por la llegada de personas solicitantes de protección internacional

La Diputación de León, en coordinación con Accem, Cáritas, Cruz Roja, Diaconía y Hospital San Juan de Dios, ha presentado este martes la iniciativa ‚Nuevo comienzo’, una campaña de comunicación y sensibilización con la que quieren dar a conocer la oportunidad que para el medio rural leonés puede constituir el recibimiento de personas refugiadas.

La vicepresidenta y diputada de Derechos Sociales, Carolina López, acompañada de Encarna García, de Accem León; María Jesús Álvarez, de Cáritas; Araceli Prieto, de Cruz Roja León; Lorena Alonso, de Diaconía, y José María Lucas, del Hospital San Juan de Dios, ha reiterado la preocupación de la Diputación por el devenir de los pueblos de la provincia, que día tras día ven cómo su población va menguando y se van reduciendo sus servicios. “Con esta triste realidad como telón de fondo, la problemática manifestada por las distintas entidades que trabajan con personas refugiadas en la provincia nos hizo pensar que de ambas situaciones podía surgir una oportunidad”, ha expuesto la diputada.

Tal y como ha explicado López, la posibilidad de asentar familias de personas refugiadas en el medio rural ha sido una idea que ya han tenido en otros territorios en los que se han destinado importantes fondos a estudios y planes sin que haya trascendido el éxito de tal iniciativa. “En nuestro caso, hemos optado por analizar las distintas experiencias que, en este sentido, tenemos en nuestros pueblos, pequeñas localidades que han visto reactivada su vida con la llegada de personas en edad de trabajar, en muchos casos con menores que han devuelto la actividad a sus escuelas, y transmitirlas, darlas a conocer”, señalaba.

“Estas experiencias es lo que queremos visibilizar y, por ello, desde la Diputación de León hemos trabajado de forma conjunta con las entidades que hoy me acompañan para elaborar una campaña divulgativa que haremos llegar a todos los alcaldes y presidentes de juntas vecinales de la provincia y a la sociedad en general para que conozcan esta posibilidad”. López ha explicado que la denominación de ‚Nuevo comienzo’ refleja la esencia de este proyecto, “la posibilidad de ofrecer un lugar donde echar raíces a las personas refugiadas que llegan a esta provincia huyendo de su país, y la de abrir una puerta al futuro de nuestros de pueblos”.

La representante de Diaconía, Lorena Álvarez, ha tomado la palabra en nombre de todas las entidades sociales, y ha cifrado en más de 700 las personas solicitantes de protección internacional que entre las cinco organizaciones llevan atendidas en lo que va de año, tanto en primera acogida, como en primera y segunda fase. “Las personas solicitantes son acompañadas por equipos multidisciplinares que atienden todas las necesidades -psicológicas, formativas, laborales, jurídicas, educativa…- para lograr una plena inserción en la sociedad de acogida, y en este punto en el que queremos resaltar la importancia de este proyecto que hoy presentamos tras detectar la necesidad de revivir los pueblos de nuestra provincia y las oportunidades que representan las personas a las que nosotros atendemos como fuente de trabajo, cuidados y juventud en poblaciones envejecidas y despobladas”.

Tanto la diputada como las entidades sociales han expuesto experiencias de personas que llegaron a León como solicitantes de protección internacional y que ahora se encuentran establecidas e integradas en distintos municipios de la provincia, y han hecho hincapié en lo importante que es contar con el compromiso de los ayuntamientos, las juntas vecinales y las personas que residen en las zonas rurales para, a través del trabajo que desarrollan las propias entidades, se puedan seguir sumando casos con “resultados satisfactorios para ambas partes”.