La Diputación de León ha sacado a licitación este miércoles, por importe de 3,2 millones de euros, las obras de construcción de los edificios que albergarán los parques de bomberos de Cistierna, Celada de la Vega y Valencia de Don Juan. El presidente, Eduardo Morán, ha firmado el decreto que pone en marcha todo el proceso.

Se trata de tres parques de Tipo 2 que, junto al de Villablino, cuyas obras ya concluyeron a finales del pasado año, completan los previstos de esta categoría en el Plan Sectorial de los Servicios de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento (SEPEIS) de Castilla y León, documento que fue aprobado por el gobierno autonómico el pasado 31 de marzo y que permite, por fin, a la institución provincial, avanzar en el desarrollo de la red de parques comarcales de bomberos tan necesaria y demandada en la provincia.

El equipo de gobierno de la Diputación, presidido por Eduardo Morán, aguardaba la publicación de este documento para poder actualizar los proyectos heredados de la anterior corporación que, además de sufrir el varapalo judicial de dos sentencias que obligaban a dotarlos de personal funcionario y no voluntario, preveía unos presupuestos de licitación tan bajos que los concursos quedaron desiertos. En este contexto, el equipo de Morán optaba por esperar a conocer el documento de la Junta que homogeniza las condiciones para todo el territorio autonómico mientras seguía avanzando en el proceso de modificación de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) y los trámites con el Ministerio de Hacienda para ampliar el personal funcionario en este nuevo servicio.

El decreto autonómico no contempla la financiación requerida y sigue manteniendo la previsión de dotar con personal voluntario determinadas categorías de parques, algo que no cumple con las resoluciones judiciales y que la institución provincial ha desestimado. No obstante, dado a conocer este documento, la Diputación de León ha procedido a sacar a licitación los tres parques de Tipo 2 que, junto al de Villablino, ya ejecutado, se ubican Celada, Cistierna y Valencia de Don Juan, y lo hace con un presupuesto base de 3.191.188,77 euros, frente a los 2,1 millones por los que salieron a licitación de acuerdo al proyecto heredado del anterior mandato quedando desiertos ante el desinterés de las empresas constructoras por el bajo precio del mismo. Este proyecto ha sido revisado por los técnicos de la Diputación y el equipo de gobierno.

El contrato se divide en tres lotes: la construcción del edificio para parque de bomberos del SEPEIS en Cistierna, con un presupuesto base de 1.172.137,19 euros; la construcción del edificio para parque de bomberos del SEPEIS en Celada de la Vega, con un presupuesto base de 1.108.903,14 euros, y la construcción del edificio para parque de bomberos del SEPEIS en Valencia de Don Juan, con un presupuesto base de 910.148,44 euros, con un plazo de ejecución para cada uno de los lotes de seis meses.

A diferencia del anterior proceso, los licitadores podrán presentar su propuesta a cada lote de forma independiente, aunque solo pueda resultar adjudicatario de uno de ellos. De las ofertas se valorará la propuesta económica, si se mejora el plazo de ejecución de seis meses, el plazo de garantía de las obras y la experiencia en la ejecución de obras de parques de bomberos.

Cabe recordar que las obras en el parque de bomberos de Villablino finalizaban a finales del pasado verano habiendo tenido también que suplementarse la cantidad prevista en 100.000 euros más por deficiencias técnicas del proyecto inicial.

El presidente de la Diputación, Eduardo Morán, anima a las empresas leonesas a estudiar las bases y concurrir al procedimiento para que estos más de tres millones de euros repercutan en dinamización de la economía de la provincia leonesa.