Este sábado 28 de julio se va a inaugurar el retablo de la Ermita de la Virgen de Viforcos, en la localidad de Ambasaguas (municipio de Encinedo). Un retablo que ha sido restaurado gracias a la aportación de 11.313,50 euros por parte de la Hermandad de la Santísima Virgen de Viforcos, otros 10.000 del ayuntamiento de Encinedo y 9.350 más procedentes de la Diócesis de Astorga.

El origen del Santuario de Viforcos se remonta a finales del siglo XIII o principios del sigo XIV, ya que la talla de la Virgen de Viforcos es románica y data de esa fecha. Desde su fundación, la Hermandad es la encargada de organizar la tradicional romería y los actos religiosos en honor a la Virgen en el mes de agosto, una celebración que, de momento, ha truncado la pandemia.