La exposición dedicada a los pintores Escarpizo, Toño y al recién desaparecido Sendo, tres grandes exponentes del arte plástico,podrá verse en la Biblioteca Municipal de Astorga hasta el 28 de agosto .La concejala de Cultura, Geli Rubio, junto al director de Arte del ILC, Luis García, han presentado una exposición que ofrece un recorrido por las obras firmadas por estos tres artistas en los años 80 y 90

Parte de la obra de tres auténticos iconos del arte contemporáneo en Maragatería como son Benito Escarpizo; Antonio García, ‚Toño’; y el recientemente desaparecido Rosendo García Ramos, ‚Sendo’; podrá verse hasta el próximo 28 de agosto en la Biblioteca Municipal de Astorga gracias a la exposición ‚De 50 años en el arte. 2 de 3’, organizada por el Departamento de Arte del Instituto Leonés de Cultura (ILC) de la Diputación de León junto al Ayuntamiento de la ciudad maragata.

La iniciativa constituye la segunda parte de un proyecto formado por tres exposiciones consecutivas que recorren todas las etapas creativas de los citados artistas; en este caso, serán protagonistas algunas de las obras firmadas por Escarpizo, Sendo y Toño en las décadas de los años 80 y 90. “En esencia, un interesante recorrido por más de 50 años de arte”, como sintetizó el director de Arte y Exposiciones del ILC, Luis García Martínez, quien ha presentado la muestra junto al alcalde de Astorga, Juan José Alonso Perandones.

“En esta segunda fase del proyecto, el espectador tiene la ocasión de embarcarse, por medio de un conjunto de 25 piezas pictóricas de mediano y gran formato, y de dos esculturas de madera, en un viaje a través de la trayectoria creativa correspondiente a las décadas de los años 80 y 90 de Sendo, Escarpizo y Toño”, ha explicado Luis García. Así, en el caso de Toño se trata de una aproximación a su fase correspondiente al informalismo, concretada en los finales de los setenta e inicios de los ochenta: piezas de intensa fuerza plástica, colorido y predominio de una textura de gran volumetría por medio de la aportación intensa de carga matérica.

Posteriormente, entrados los ochenta, en su pintura se produce un giro esencial, pues será la figura desmaterializada o desmembrada la que tome el protagonismo, y la materia y la textura desaparecerán para que el color predomine por completo. En cuanto a la propuesta que se presenta de Escarpizo, se hace presente en ella su diálogo entre el pasado y el presente, entre lo innovador y la antiguo, entre el mundo clásico y el mundo rural, entre la mitología y lo cotidiano, entre la paz y la guerra, entre lo masculino y lo femenino. Todo ello desde la ordenación compositiva que plantea la ruptura de planos a partir de la fusión de un collage de imágenes (aunque de procedencia pictórica) que se superponen, funden y articulan generando una ruptura de la perspectiva y del espacio verídico para introducirnos en un mundo mágico y de ensoñación donde se mezclan las más dispares realidades en una riqueza cromática dominada por una intensa luz que lo invade todo. El mundo clásico emerge desde la ruina con poder expresivo e intensidad, así como la referencia explícita a la cultura maragata.

Por su parte, la muestra incluye parte de la obra más próxima y reflexiva de Sendo en relación a su estancia en Portugal y más en concretamente en la ciudad de Lisboa, espacio vital, sentido y vivido con intensidad que marcó decididamente su obra. Aquí surge la observación detallada y el interés por las arquitecturas, los periódicos, las mesas y los interiores. En sus piezas surge la desolación, desaparecen el hombre y sus diferentes personajes, aparecen como protagonistas esenciales los muros, lugares y estancias vacías; y los colores cálidos y pasteles inundan las composiciones con una gran luminosidad e incorporan cierta tensión e inestabilidad, como ha indicado García.

Por su parte, el alcalde de Astorga ha ensalzado la calidad artística y la altura intelectual y humana de estos tres creadores vinculados a Maragatería, y ha tenido palabras de recuerdo y admiración hacia Sendo, que falleció el pasado 2 de julio dejando tras de sí un luminoso legado de pintura, escultura y obra gráfica que aúna lo clásico, lo vanguardista y lo popular.   

“Estos tres creadores plásticos han sido y son estructurales para entender el entramado y el tejido cultural vinculado al territorio de la plástica en la provincia y muy especialmente en Astorga -ha sintetizado Luis García-. Tres figuras claves que facilitan la creación de un sustrato germinador y fértil de una cultura dinámica que surge a partir de los inicios de la década de los setenta y se mantiene hasta la actualidad”. Junto a García y a Alonso Perandones, también han estado presentes en el acto la concejala de Cultura, María Ángeles Rubio, y los propios artistas Escarpizo y Toño.

La segunda parte de este ambicioso proyecto retrospectivo podrá verse en la Biblioteca Municipal de Astorga (calle Luis Braille, s/n), hasta el próximo 28 de agosto y con acceso gratuito, en el siguiente horario: de miércoles a viernes de 19.30 a 21.00 horas; sábados, domingos y festivos, de 12.30 a 14.00 horas.