La Feria de los Productos de León tendrá lugar del 24 al 27 de noviembre en el Palacio de Exposiciones de la capital, en la que supone su edición número 28, que se desarrolla de forma excepcional fuera de su calendario habitual. La cita contará con la participación de 96 expositores, lo que “después de los avatares ocurridos” supone un motivo de celebración, según lo destacó el vicepresidente de la Diputación y responsable de la marca Productos de León, Matías Llorente.

El presupuesto de este año asciende a 155.000 euros y el programa previsto incluye nueve concursos y la presencia de los Grupos de Acción Local de la provincia. En la oferta de la feria destacan los dulces, con 20 puestos, seguidos de las mieles (15), quesos (14), vinos (12) y embutidos (11). Conservas y otros productos tienen también una presencia, pero de menos entidad.

“Hay una gran incertidumbre y muchos de las empresas abandonan. Estamos perdiendo calidad, trabajadores y producción. Cuando llegue la normalidad vamos a encontrarnos que no tenemos ni industrias ni materias primas para poder vender y eso es lo que tenemos que proteger”, remarcó Llorente preguntado por la situación económica y acompañado por la diputada de Desarrollo Rural, Avelina Vidal.

Llorente anunció que, coincidiendo con la XXVIII Feria de los Productos de León se pone en marcha, hasta finales de año, una campaña que permite adquirir, sin gastos de envío hasta finales de año, los alimentos y bebidas que se ponen en venta en la página web de Productos de León.