La biblioteca de La Bañeza ha acogido esta mañana un encuentro donde el Consejo Regulador de la Alubia de La Bañeza Leon ha presentado las conclusiones de los estudios que se iniciaron el año pasado para mejorar la semilla, dentro del marco legal, para intentar reducir la bacteria en suelo y planta que provoca la enfermedad de “la grasa” y que, incluso, puede acabar con la cosecha.

La IGP sembró unas hectáreas para analizar la evolución de las semillas y para la próxima campaña comenzará ya ha distribuir esta versión mejorada a fin de hacer el cultivo más rentable. Además, en los próximos días firmará un convenio de colaboración con Diputación para el banco de semillas.

El presidente de la IGP, Apolinar Castellanos, ha explicado que la campaña vigente cierra con 300 hectáreas de siembra amparada por el Consejo Regulador. Ha lamentado, además, que falten mecanismos para que el cultivo de alubia de calidad sea más rentable.