La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha seleccionado para su restauración los terrenos afectados por los incendios de Gavilanes, en la provincia de Ávila, y de Castrocontrigo, Palaciosmil, Bárcena de la Abadía y Losadilla-La Cabrera, en la provincia de León, dentro del Programa de Desarrollo Rural de Castilla y León, dotado con 3,2 millones de euros procedentes de fondos europeos FEADER, del Estado y de la administración autonómica. La Junta ya ha adjudicado obras de restauración de estos cinco proyectos por importe de 2,5 millones. Se actuará en 10 montes de utilidad pública mediante la recuperación de la cubierta vegetal en 923,5 hectáreas, en donde se van a plantar algo más de 1,5 millones de plantas de 13 especies autóctonas. Mientras tanto, prosiguen las labores en otros incendios más recientes, como el de este verano de Navalacruz.