La Consejería de Fomento y Medio Ambiente tiene entre sus objetivos el fomento del uso de la biomasa forestal con fines térmicos y eléctricos, como energía renovable, autóctona y que permite la puesta en valor de las masas forestales a través de su aprovechamiento y la lucha contra los incendios forestales; la biomasa obtenida de estas masas requiere operaciones posteriores de transformación (astillado), secado, almacenamiento y distribución. A su vez, la empresa pública Somacyl participa en la planta de generación de electricidad a partir de biomasa forestal y herbácea ubicada en la localidad de Cubillos del Sil (León) y gestiona varias redes de calor con biomasa forestal en las provincias de León y Valladolid.

La comarca forestal de La Bañeza está bien ubicada para realizar el suministro a las instalaciones descritas y alberga multitud de pinares de repoblación, encinares y robledales; limita con las comarcas forestales leonesas de Astorga, Truchas y Valencia de Don Juan, y con las zamoranas de Mombuey y Benavente. Esta área forestal dispone de importantes recursos biomásicos, además de ser una de las zonas forestales de la Comunidad con mayor incidencia de incendios forestales.

Con el centro logístico que Somacyl va a construir en la comarca forestal de La Bañeza se pretende incentivar la limpieza de los montes mediante la intensificación de tratamientos silvícolas que puedan ser valorizados para su uso como astilla forestal; generar una economía forestal que cree empleo en estas zonas rurales afectadas por la despoblación; producir biomasa forestal adecuada para fomentar su uso térmico en Castilla y León y reducir el combustible en los montes y, en consecuencia, la capacidad de propagación de los incendios forestales.

Con un presupuesto de inversión de la Junta de 1.150.000 euros, el nuevo Centro Logístico contará con una superficie total ocupada de 15.000 metros cuadrados, en la que se ubicarán una nave de 300 metros cuadrados, báscula de pesaje, astilladora de cuchillas, cargadora de ruedas, campa de zahorra artificial y un vallado perimetral de la parcela, estimándose una creación de empleo de 32 personas en labores de corta, desembosque, apilado, astillado y transporte, para una producción máxima de 40.000 toneladas/año.