La Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, a través de la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente (SOMACYL), saca a licitación la rehabilitación y mejora de la eficiencia energética de 28 viviendas en edificios de camineros en Astorga y Valencia de Don Juan, por un importe de 3.533.379,76 euros, según publica hoy la Plataforma de Contratación del Sector Público.

El objeto es llevar a cabo las actuaciones de rehabilitación de las edificaciones existentes sitas en carretera Madrid-Coruña, 249. Parcela B-1 de Astorga y en la calle Dos de Mayo nº 1-7 de Valencia de Don Juan. En cuanto a la promoción de Astorga, incluye un total de 10 viviendas en tipología de bloque de 5 alturas (Baja + 4 plantas) y un semisótano destinado a albergar la sala de calderas. Las superficies de las viviendas son de aproximadamente 78 m2 útiles, disponiendo de salón, cocina, tres dormitorios y un baño. Por su parte, la promoción de Valencia de Don Juan tiene un total de 28 viviendas distribuidas en dos bloques de 4 alturas (Baja + 3 plantas). Las superficies de las viviendas son de aproximadamente 90 m2 útiles, disponiendo de salón, cocina, cuatro dormitorios y dos baños.

La intervención se centra en la mejora de las condiciones térmicas, acústicas y de habitabilidad de estas viviendas, obteniéndose unas viviendas modernas y eficientes adaptadas al Código Técnico de la Edificación. Se mejora la envolvente térmica de los edificios mediante fachada con S.A.T.E. (Sistema de Aislamiento térmico Exterior) y/o Fachada Ventilada con acabado exterior cerámico, renovación de la cubierta y carpinterías. Se instalan ascensores para dar servicio a todas las plantas del edificio y se realizarán instalaciones de generación de calor mediante calderas comunitarias de biomasa. Todo ello se realizará bajo condicionantes de eficiencia energética que posibilitarán obtener viviendas con calificación energética A.

Las edificaciones de oficio de Camineros son promociones que los organismos con responsabilidad en la gestión del mantenimiento de vías públicas consideraron necesarias para la estancia de sus trabajadores y familias en su entorno de actuación profesional. Estas edificaciones se establecieron entre los años 1950 y 1970 en diversas poblaciones que se consideraban núcleos de comunicación para así facilitar su intervención en aquellas vías que requirieran su actuación.

Las edificaciones se encuentran en mal estado. Disponiendo en la mayoría de los casos de los elementos que conforman la estructura, fachadas, cubiertas, tabiquerías y revestimientos conformes a las condiciones técnicas requeridas en la época de construcción.

Una vez rehabilitadas, estas viviendas estarán en disposición de formar parte del parque público de viviendas en alquiler que gestiona SOMACYL, destinándose fundamentalmente a jóvenes menores de 35 años.