El concejal de Hacienda, Chema Jáñez, ha dado a conocer este mediodía la liquidación del presupuesto de 2021. Unas cuestas que arrojan un superávit de 360.000 euros y un remanente líquido de tesorería de 2, 3 millones, un dato que aumenta respecto al 2020 cuando fue de 1,9 millones. El edil se ha mostrado satisfecho con el trabajo “sobre todo porque demuestra que hemos exprimido, con responsabilidad, cada euro público en beneficio de los ciudadanos y para intentar salir de la crisis económica y social”.

Un argumento que Chema Jáñez firma también para este 2022, recordando que trabajo de todas las concejalías e insistiendo en que “somos un equipo de Gobierno fuerte y rodado”. Además, el edil ha puesto el acento en que “se peleará” por intentar conseguir más subvenciones que incrementen la inversión. Igualmente, ha sostenido que la municipalización de la basura se verá ya reflejada en las cuentas de este 2022, recordando que todo “esta cuadradoo” y que “con muchos factores en contra hemos logrado poner en marcha un modelo exportable a cualquier otro ayuntamiento, sostenible y que cumple con los objetivos de la Agenda 2030”.

En cuanto a la liquidación, el titular de Hacienda ha explicado que en términos generales finalmente el presupuesto contó con un montante de 14 millones con las incorporaciones y modificaciones y se prevé que para este año la línea de trabajo sea muy similar.