Primer pleno tras la ruptura del pacto de Gobierno en Astorga. Y como no, con consecuencias también a la hora de decidir algunos de los asuntos del orden del día, puesto que la situación política ha cambiado desde que la asamblea se convocara. Es por eso que todos los asuntos económicos que se iban a tratar, como los créditos o los reconocimientos para hacer frente a los pagos a proveedores, han quedado sobre la mesa a la espera de que el equipo de Gobierno, ahora del PSOE en solitario, asuma las nuevas competencias: las concejalías de Hacienda y Medio Ambiente.

En este sentido, desde la bancada popular el portavoz económico Pepe Guzmán ha pedido al alcalde que “se agilice la aprobación de estos asuntos porque son temas importantísimos como el agua de Santa Catalina”.

El pleno ha sacado adelante los complementos de productividad para los trabajadores municipales y la modificación de la plantilla con dos nuevas plazas, un conserje y un auxiliar administrativo.