En estas fechas de Una Astorga de cine, hemos querido subrayar la presencia de las mujeres tras la cámara. Desde los mismos orígenes del cine a finales del siglo XIX, desde la época del cine mudo, las mujeres han estado involucradas en la creación fílmica. Pero como en otras áreas de la creación, el pensamiento, o el activismo social, las mujeres no siempre han sido recogidas en la historia, su trayectoria ha sido más dificultosa que la de sus colegas y solo después de tantos años, más de un siglo, se recuperan sus nombres y creaciones, a veces solo por las reseñas de la prensa ya que de parte de sus obras no existen copias.

El panel presenta una breve muestra de las pioneras internacionales y nacionales, así como un apartado dedicado al cine afgano.

Pioneras internacionales, como Alice Guy – Blaché (1873-1968) que además de ser la primera mujer cineasta fue la primera persona en dirigir una película en la historia del cine. Guionista, directora y productora, Alice Guy – Blaché filmó la primera película de ficción de la historia: “La fèe aux chou” (El hada de las coles) en 1896, de 56 segundos de duración. Dirigió más de 600 películas siendo la primera en utilizar grabaciones con un gramófono al mismo tiempo que las imágenes. Algunas de sus películas utilizaban el humor para denunciar problemas sociales de las mujeres como en la película “Les Résultats du Féminisme” (1906).

Pioneras españolas: las cuatro primeras mujeres que dirigieron una película en el contexto español son; Elena Jordi, Musidora, Helena Cortesina y Rosario Pi. Todas las fuentes históricas citan a “Thaïs” de Elena Jordi (1918) como la primera película española rodada por una mujer aunque, como ocurre por desgracia con gran parte del cine mudo, no se conserva ninguna copia y sólo tenemos conocimiento de la misma a través de las reseñas que aparecieron en la prensa de la época. Elena Jordi era el seudónimo de Montserrat Casals Baqué.

Cine afgano, una mirada al horror del totalitarismo religioso. Millones de voces corren el riesgo de caer en el olvido con la vuelta al poder de los talibanes, pero en los últimos 20 años transcurridos desde la derrota del primer gobierno talibán, el cine afgano y el iraní crearon una serie de películas centradas en la situación de las mujeres en Afganistán, como; Kandahar (2001), Osama (2003), Buda Explotó por Vergüenza (2007) de la directora iraní Hana Makhmalbaf, A las cinco de la tarde, de su hermana Samira Makhmalbaf (2003), y Hava, Maryam, Ayesha (2019), de la cineasta afgana Sahraa Karimi. Todas ellas han realizado otras películas y Sahraa Karimi grabó recientemente su propia huida de Afganistán.

En el panel se puede consultar una lista de películas de directoras de cine recomendadas, y de directores que en sus trabajos han mostrado la desigualdad y la violencia contra las mujeres. Este listado también está disponible en la sala de lectura. Varias de las películas citadas se pueden solicitar en préstamo en la Biblioteca Municipal.

Plataforma Ciudadana de Astorga por la Igualdad y Contra la Violencia