Con el pantano de Villameca al 7,2% de su capacidad y apenas 1,4 hectómetros cúbicos de agua en la actualidad, desde el Sindicato central del embalse nos comunican que la pertinaz sequía y las altas temperaturas han reducido la producción de esta campaña entre un 20 y un 30%, y, aún peor, en el caso del cereal de primavera, la merma es incluso de un 50%, según indica el responsable de la oficina, José Luis Prieto.

Todos los años se siente la escasez de agua para esta zona regable que abarca las 5.000 hectáreas y que utilizan unos 500 agricultores, por eso la solución sigue siendo la utilización del embalse de Villagatón, cuya titularidad asumirá el Sindicato central de Villameca. Prieto ha señalado que se sigue tramitando con la Junta de Castilla y León la puesta en marcha del pantano de Villagatón y esperan que pueda ser una realidad cuanto antes. Ahora mismo están trabajando en los planes de emergencia y ya tienen un preacuerdo con el ITACYL.

También es importante avanzar en la modernización de los regadíos. De este Sindicato, sólo la Comunidad de Regantes de Villarnera está empezando a tramitar las obras en 140 hectáreas de cultivos, en el resto falta mucho por hacer. “Aunque si no se soluciona el problema del agua, es difícil pensar en la modernización”, han añadido desde el Sindicato. Si no llueve, la próxima campaña de riego se presenta complicada en la zona de Villameca de cara a las primeras siembras de cereal de invierno.

Ahora mismo, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) está realizando obras en el pantano de Villameca con una inversión de 3,9 millones de euros. En concreto, un nuevo desagüe de fondo, la reparación del actual y el recubrimiento del paramento exterior para evitar filtraciones.