La Biblioteca San Isidoro del Campus de Vegazana acoge durante la jornada de hoy y mañana la Workshop inicial del Proyecto SUSTEMICROP que lidera la Universidad de León (ULE). En ella participan investigadores de la ULE y representantes de universidades, centros de investigación y empresas procedentes de Francia, Italia, Eslovenia, Líbano, Túnez y Marruecos, que en su mayoría harán el seguimiento online.

Coordinado Juan José Rubio Coque, investigador del Instituto de Investigación de la Viña y el Vino de la ULE, SUSTEMICROP es un proyecto de Cooperación Internacional de la Convocatoria PRIMA 2021 (https://prima-med.org/), una organización cuyo objetivo es financiar proyectos que contribuyan al uso sostenible de los recursos naturales, el crecimiento económico y la estabilidad en el Mediterráneo. En este caso se centra en mejorar la productividad y sostenibilidad de los cultivos de lúpulo y de viñedos.

Con un presupuesto superior a los 2,2M€, y un plazo de ejecución de tres años, el proyecto está coordinado por la Universidad de León (ULE) a través de un equipo multidisciplinar compuesto por Rebeca Cobos y Rebeca Otero, del Instituto de Investigación de la Viña y el Vino, y Daniel Alonso-Martínez, Laura Cabeza-García y Beatriz Jiménez-Parra, del Departamento de Dirección y Economía de la Empresa. Hay que destacar que el presupuesto de la ULE en este proyecto asciende a 285.700 € financiado por la Agencia Estatal de Investigación (Ministerio de Ciencia e Innovación) con fondos NextGeneration de la UE y fondos del ‘Plan de Recuperación, transformación y Resiliencia’.

El principal reto para este consorcio investigador compuesto por ocho universidades o centros de investigación y dos empresas, es conseguir aumentar la resiliencia de los sistemas de cultivo mediterráneos y la competitividad de los pequeños agricultores en un entorno afectado por el cambio climático, todo ello mediante el desarrollo de soluciones innovadoras con positivos impactos económicos, ambientales y sociales. El proyecto contempla la oferta de un paquete de estrategias, productos y herramientas sostenibles que permitirán a los pequeños agricultores aumentar su competitividad, adoptar innovaciones y alcanzar la sostenibilidad global.

Para lograr este objetivo se abordarán otros aspectos como el diseño y validación de soluciones innovadoras para hacer frente a las plagas, los patógenos y la adaptación al cambio climático en tres cultivos mediterráneos (palmera datilera, lúpulo y vid).

Soluciones encaminadas al empleo de recursos naturales como agentes de biocontrol (BCAs), o biofertilizantes basados en compost enriquecido, y la selección de variedades de vid resistentes a los efectos del cambio climático y enfermedades fúngicas. Además, se abordarán estrategias de manejo de cultivos, evaluarán las prácticas e innovaciones de SUSTEMICROP en cultivos seleccionados y valorarán los factores que influyen en la adopción de soluciones sistémicas innovadoras por parte de los pequeños agricultores, en consonancia con la legislación, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la estrategia ‘Farm to Fork’ de la Unión Europea.

Juan José Rubio, coordinador principal del proyecto, señala cómo la investigación está encaminada a alcanzar unos resultados concretos que se traduzcan en lograr “una agricultura y sistemas sostenibles de producción de alimentos, con uso eficiente de recursos y adaptación al cambio climático, mejorar la resiliencia económica y social de los sistemas agrícolas mediterráneos a pequeña escala frente al cambio climático, contribuir al objetivo de sistemas agrícolas de residuo cero y disminuir el uso de pesticidas químicos con reducciones del 20% en el uso de plaguicidas, del 50% en residuos y un aumento del 40% de biodiversidad en suelo”. Unos resultados que revertirán en el incremento de ingresos de los agricultores por el uso de la biodiversidad, la mejora de técnicas agrícolas y la certificación de productos.