El conjunto de los juegos de Loterías y Apuestas del Estado se olvida del mal año 2020, que estuvo marcado por el cierre de las administraciones y la suspensión de los sorteos durante nueve semanas por la crisis sanitaria del COVID, hasta el punto que las ventas en lo que va de 2021 en Castilla y León son mejores que las registradas, por las mismas fechas, en 2019, un ejercicio prepandemia y, por tanto, un año de referencia.

En concreto, la recaudación de la suma de los juegos activos y pasivos de la empresa estatal en la Comunidad, hasta el pasado 12 de diciembre, asciende a 440,5 millones de euros. Supone un 29,3 por ciento más con respecto al mismo periodo del año pasado (340,5 millones) pero, sobre todo, un 1,4 por ciento más que las ventas registradas en 2019 (434,3 millones).

Un porcentaje que puede aumentar hasta el cuatro o cinco por ciento con el cierre del ejercicio e incluir las ventas del Sorteo Extraordinario de Navidad ya que las expectativas de los loteros son muy positivas, con un fuerte tirón en las últimas semanas. Y es que la recaudación del sorteo del 22 de diciembre suele suponer el 30 por ciento de las ventas de todos los juegos de Loterías.

En Astorga, según avanza El Faro, las administraciones han consignado 1,6 millones de euros y el kiosko El Aznar ha vendido un 10% más que en 2020. Las administraciones han recuperado niveles de venta anteriores a la pandemia y han rfegistrado un notable número de décimos distribuidos. Es cierto que el año pasado se notaron las restricciones a la movilidad y que eso mermó las ventas, pero este año el escenario es bien diferentes, con la práctica totalidad de los décimos vendidos. Castilla y León vuelve a encabezar la venta de lotería de Navidad. Ahora ya, la suerte está echada.