Este importante eje de comunicaciones en el pasado, que existe dese la época de los romanos, es un vertebrador entre el norte y el sur de la península. Por ello, el pasado 7 de marzo se reunieron en la sede de la Cámara de Comercio de Salamanca, los presidentes de las entidades camerales de Cáceres, Béjar y Salamanca, junto con el coordinador de Sudoeste Ibérico en Red, para firmar el manifiesto que reivindica la necesidad de reabrir el tramo de la vía férrea en su red básica principal: Salamanca – Plasencia porque supondría el relanzamiento económico, social y poblacional de nuestros territorios, así como la interconectividad ibérica dentro de la Red Europea.

Este manifiesto, al que ya se han suscrito el resto de Cámaras de Comercio que pertenecen a la Ruta de Plata, entre las que se encuentra la Cámara de Astorga, promueve la puesta en marcha de nuevo de la línea ferroviaria Ruta de la Plata, poniéndola en valor como recurso esencialmente vital para el desarrollo socio económico de estas provincias y para la mejora de la competitividad y productividad del tejido productivo.

Para Juan Jose Alonso Martinez, Presidente de la Cámara de Astorga, “la adhesión es una oportunidad para las empresas, potenciando el flujo de sinergias que existen en esta vía de conexión del oeste de la península, tanto de manera interna entre las provincias, como para la expansión internacional hacía Europa y el norte de África. Sin
olvidar que es un importante recurso ante los problemas de despoblación de nuestros municipios”.

Todos los presidentes han invitado a las entidades públicas y privadas a sumarse a esta petición y reclamar el impulso de este corredor tan necesario para las conexiones globales.