Como ya se ha indicado, la inversión donada por el Gobierno de la nación a la Ciudad, de dos millones de euros, cuya gestión corresponde a la Junta de Castilla y León, se va a ejecutar, por petición del Ayuntamiento, en una de las zonas más degradadas de la muralla, concretamente en un tramo comprendido entre La Brecha y la antigua harinera (calle del Cristo). Le ha correspondido al Ayuntamiento el solucionar, con los propietarios del solar de la harinera, en la parte de abajo, y en cuanto a la calle de la Cruz, en el adarve, la disponibilidad de los terrenos para la ejecución de la obra; asimismo, la limpieza de la maleza que existía en el propio muro y de la vegetación del solar de la harinera.

Adjudicado el proyecto necesario para la rehabilitación de este bien patrimonial, por la Junta, al arquitecto leonés Ramón Cañas, se han llevado a cabo recientemente una serie de catas (necesarias para sopesar la intervención). En una de ellas (la que figura en la foto) se ha podido delimitar, en el firme (en ese hueco excavado, en sombra, a la derecha), el trazado del antiguo cubo desaparecido, dato importante para su reconstrucción. Otras partes de este tramo de muralla, como se puede observar, han sufrido, impunemente, en las primeras décadas del siglo XX, grandes daños y oquedades.

Lo expresado anteriormente indica que se está siguiendo el proceso habitual en la gestión de una obra patrimonial de gran complejidad.