En este año que se conmemora el 550 aniversario de la Catedral de Astorga, los amigos del templo han nombrado Amigo Mayor al canónigo fabriquero, cargo que ocupa Blas Miguélez Vara. En su discurso, don Blas ha reconocido que es un orgullo recibir el reconocimiento y representar a tantos canónigos fabriqueros a lo largo de la historia, que “en esta catedral han llevado a cabo una gestión eficaz”.

Miguélez ha recordado que la catedral tiene la misión de evangelizar pero no por ello deja de ser importante su vertiente cultural. Ha lanzado el testigo a las administraciones para que apoyen todo aquello que necesita el templo y ha recordado a los astorganos la suerte de contar con esta catedral que “merece seguir siendo soñada”.

El reconocimiento se ha llevado a cabo al finalizar las tradicionales Vísperas de la Asunción en la Catedral.