Por octavo año consecutivo, la fotógrafa astorgana, Marta Río, ha editado sus calendarios solidarios, que ya se han convertido en una tradición navideña en Astorga. Este año llegan con la finalidad de visibilizar a los perros de la perrera municipal, por eso lo recaudado se destinará a Apada, a la protectora de animales de Astorga. Los calendarios son de bolsillo y recogen frases positivas, cuestan un euro y todo lo que se consiga se destinará a este fin. Pueden comprarse en los bares Eco, Irish Tabern, Cuadros y Berlín.

Marta Río ha explicado que la iniciativa cumple el objetivo de dar a conocer a estos perros que “son muy cariñosos”, ha dicho. “Se trata de sumar”, ha indicado y por eso, siempre buscando un fin solidario, este año se ha pensado en los perros.

Nuria Mayans y Bea Pardo, dos voluntarias, han explicado que en la perrera hay muchas necesidades y cabe la posibilidad de apadrinar algún perro. Adoptar no siempre es posible, pero el apadrinamiento es una opción para ayudar. Además, ha puesto sobre la mesa el caso de Dumbo, el perro más longevo, a quien buscan un hogar para que pases esta última etapa de su vida. En caso de que alguien le acogiera, la protectora correría con todos los gastos.