Este viernes, dos familias ucranianas dormirán en sus respectivos pisos de acogida en La Bañeza, lejos del horror de la guerra que están padeciendo en su país. Esto ha sido posible por iniciativa privada y gracias a la solidaridad de los bañezanos, que como todo el país, se han volcado en prestar ayuda al pueblo ucraniano, mientras
desde el ayuntamiento de La Bañeza no han sido capaces de solucionar el problema de alojamiento de estas personas, tras la solicitud que hizo la Asociación Cultural de Coleccionismo de La Bañeza.

El llamamiento para la colaboración ciudadana hubo que hacerlo a través de Cadena Cope Astorga, a quien agradecemos su labor. Afortunadamente la respuesta solidaria de la gente tanto de La Bañeza, comarca, como de Astorga fue inmediata y ofrecieron ayuda incondicional de numerosas formas, con lo que estas dos familias podrán residir de forma digna en nuestra ciudad el tiempo que sea necesario.

Estos primeros refugiados, que esperemos no sean los únicos, pertenecen a familias de trabajadores de la empresa Indra que ha sido la que ha tomado la iniciativa y ha financiado el viaje hasta Madrid de este grupo de personas y a través de trabajadores de dicha empresa se decidió que se podrían alojar en La Bañeza. No hay palabras para agradecer a la ciudadanía la colaboración que han prestado y que gracias a ello, ahora mismo ya hay alojamiento disponible para más refugiados que pudieran llegar a nuestra ciudad en fecha próximas.