Legumbres Luengo ha anunciado la interrupción de la actividad en sus instalaciones de Riego de la Vega después de que la huelga de transporte haya afectado a las operaciones de la fábrica al limitar la capacidad de carga de productos terminados y el aprovisionamiento de materias primas y auxiliares, como tarros, pallets y diversos materiales de embalaje.

“La actividad de la fábrica permanecerá interrumpida hasta que se pueda volver a contar con los materiales y factores necesarios para su actividad”, ha explicado la empresa a través de un comunicado de prensa.

El consejero delegado de la empresa, Pedro Luengo, ha apelado a la necesidad de que se alcance una solución y se reactive el transporte para poder conocer entonces en qué medida va a resultar afectada la capacidad de producción y servicio en la planta leonesa para poder reactivar la actividad.

Desde Legumbres Luengo recuerdan que estas circunstancias se suman a una “coyuntura muy compleja” por el alza de los precios de la electricidad y gas y por los problemas internacionales en la cadena de suministro que está padeciendo la sociedad en general.

La empresa familiar Legumbres Luengo dispone de dos plantas de selección y envasado de legumbres secas y cocidas con una superficie total de 45.000 metros cuadrados y cuenta con una plantilla de 150 trabajadores.