El arzobispo de Burgos, Mario Iceta, ha protagonizado este miércoles la jornada de formación permanente que organiza cada mes el Obispado de Astorga. En esta ocasión, con la ponencia “Amoris Laetitia: nuevas perspectivas de la pastoral familiar” se ha querido conmemorar el quinto aniversario de la Exhortación apostólica del Papa Francisco.

Entre otros temas, Monseñor Mario Iceta ha hablado de la evolución del matrimonio en España desde el año 2015, poniendo el acento en el descenso del número de enlaces matrimoniales celebrados por la Iglesia. Han pasado de 165.000 a apenas 90.000 en 2020, también, en buena parte, por la pandemia. Además la edad para casarse ha subido de 32 a 34 años en mujeres y hasta los 36 en hombres, según los datos aportados en la ponencia.

Por su parte, el Obispo de Astorga, Jesús Fernández, ha recordado que la exhortación destaca la alegría y la belleza del amor y por eso debemos seguir promoviendo los valores de la familia.