El mes de mayo deja en la provincia 1.144 parados menos, lo que supone una caída del 3,6 por ciento con respecto al mes de abril y deja la cifra total en 31.878.

En Castilla y León el desempleo bajó en 8.286 personas en los últimos 30 días, lo que supone una caída del 4,9 por ciento y sitúa la cifra total en 160.434, según los datos publicados hoy por el Ministerio de Trabajo y Economía Social.