Junto con Ángel y Javier, profesores de la Universidad de León que han impartido este taller, más de 100 personas quisieron descubrir cómo era la minería aurífera en la zona de las Torcas de Barrientos, simulando cómo serían las bateas de oro y visitando el Tejar de Posadilla de la Vega con los hijos de Fructuoso Fernández, para ver cómo se hacían las tejas y ladrillos con materiales de la zona.

Desde el Ayuntamiento de Valderrey y la Concejalía de Cultura valoran muy positivamente la acogida de esta actividad y de todas las que se han ido proponiendo, sobre todo por la gran asistencia de vecinos de pueblos de la comarca y de la zona de las Torcas, lo cual hace ver la importancia y el interés que genera esta zona arqueológica.