El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones y la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera , han informado sobre la firma del convenio que formaliza y regula la concesión directa de ayudas del Gobierno a la Comunidad Autónoma de Castilla y León para la restauración ambiental de zonas degradadas a causa de la minería del carbón; las actuaciones están financiadas con fondos europeos en el marco de Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, con una inversión global de 70,6 millones de euros. Tres son los proyectos de restauración incluidos en el convenio, la Gran Corta de Fabero, Torre del Bierzo-Villagatón, y Casares y Ladil-Minas de Bierzo Alto, con una superficie a recuperar de más de 1.000 hectáreas. El plazo de ejecución de las obras será de 36 meses, con el compromiso de crear como mínimo 180 puestos de trabajo, de entre los excedentes mineros, desempleados y población de las comarcas mineras.

En concreto, en Torre del Bierzo-Villagatón: con 90,23 hectáreas de terreno, una inversión de 11.609.998 euros y una creación de empleo de 44 puestos de trabajo. Las actuaciones previstas son las siguientes:

Se proyectan trabajos de retirada de los estériles de escombrera que ocupen superficies de Dominio Público Hidráulico, quedando libre la zona de policía inundable de ellos, mediante transporte y relleno de huecos de explotaciones próximas abandonadas. También se contempla el recrecido mediante rellenos localizados de escombreras.
Cuando por motivos de seguridad de personas o bienes, o por producir un mayor daño ambiental con su retirada que el beneficio a obtener, las instalaciones mineras y de residuos se remodelarán, consolidarán y naturalizarán con técnicas de bioingeniería. Es el caso de los depósitos de estériles cuando presenten problemas de estabilidad, en donde se realizarán actuaciones conducentes a solventarlos.
Todas las áreas en las que se realicen rellenos o recrecidos serán re-perfilados e integrados paisajísticamente, así como revegetados.

Se proyectan otras actuaciones como demoliciones, consolidaciones, y cierres de bocas de mina, pocillos y chimeneas, todo ello orientado a garantizar la seguridad de personas y bienes.

Gestión de residuos, de construcción y demolición de acuerdo con el RD 105/2008, de 1 de febrero, por el que se regula la producción y gestión de los residuos de construcción y demolición; y de residuos mineros de acuerdo con el RD 975/2009, de 12 de junio, sobre gestión de los residuos de las industrias extractivas y de protección y rehabilitación del espacio afectado por actividades mineras.

Están previstos trabajos de vigilancia ambiental y tratamiento de drenajes de aguas ácidas de mina.
También se incluyen pequeñas infraestructuras de uso recreativo asociado a una variante del camino de Santiago por el Manzanal.