En la tarde de hoy sábado, se han concentrado más de 125 personas frente al consultorio de Barrientos para reclamar una sanidad rural digna y de calidad.

“Barrientos está cansado de ver el desmantelamiento que estamos sufriendo, la falta de compromiso en nuestras zonas rurales y que los que menos pintemos en la asistencia médica seamos los pacientes” leían en un manifiesto varias vecinas de Barrientos y una de las concejalas del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Valderrey.


Niños, jóvenes, adultos, ancianos… Todos se han concentrado reclamando que no quieren que se siga jugando con ellos, exigiendo que se cubran las libranzas de guardia, se comuniquen los horarios de la médica y la enfermera, que cumplan sus horarios, siendo en Barrientos 3 horas a la semana, los jueves de 10:00 a 13:00h y que nunca nunca se cumplen, que se contrate personal para cubrir las vacaciones del personal médico y que se garantice la asistencia médica.


“Tenemos un consultorio que ha reformado a la perfección el ayuntamiento, solo falta que venga la médica y la enfermera pasar consulta” comentaban los vecinos.


De esta manera, Barrientos grita que sigue latiendo, que está más vivo que nunca y que va a seguir reclamando día y noche el derecho a la asistencia médica digna y de calidad, sin importar la zona geográfica donde vivas.