El Consejo de Gobierno aprobó hoy la contratación de obras por un importe de 1,2 millones de euros para la restauración de los daños causados por los incendios forestales de Torneros de la Valdería, ocurrido en 2012, y de Palaciosmil, en 2015, ambos en la provincia de León.

Las actuaciones de restauración hidrológico-forestal irán dirigidas a la defensa del suelo, a la protección contra fenómenos erosivos y la mejora de las infraestructuras con la finalidad de mitigar el cambio climático, un aumento de la retención y secuestro de carbono en las nuevas plantaciones, así como un incremento del valor de los terrenos susceptibles de producción de recursos y una mejora de la calidad del paisaje.

La restauración afectará a los montes de utilidad pública números 21 y 22, en el término municipal de Quintana del Castillo, por el incendio de Palaciosmil, en julio de 2015; y en los montes 24 y 77, en Torneros de la Valdería, por el incendio de Torneros de la Valdería, en agosto de 2012, en los términos municipales de Luyego y Castrocontrigo.

El presupuesto para la restauración de los daños del incendio de 2015 asciende a 699.985 euros y para el incendio de 2012, el presupuesto es de 499.947 euros. Ambas actuaciones cuentan con un plazo de ejecución de 30 meses.

Las obras pretenden paliar las negativas consecuencias ambientales causadas por el incendio como la adecuación y mejora de las pistas forestales interiores o próximas a los rodales de actuación en ambos montes, para mejorar la accesibilidad y el tránsito de los vehículos tanto para facilitar las labores de plantación como para la gestión del monte y la lucha contra posibles incendios forestales; la apertura de pistas forestales; la limpieza de pasos de agua existentes y construcción de otros nuevos; la recuperación de la cubierta vegetal mediante la plantación de coníferas como especie principal previa preparación del terreno y la adecuación de los cortafuegos existentes.

El incendio de Palaciosmil se inició el 15 de julio de 2015 y afectó a 2.209 hectáreas, de las cuales el 97 por ciento fue en el término municipal de Quintanilla del Castillo y el tres por ciento en Valdesamario. Aproximadamente, la mitad fue superficie arbolada, fundamentalmente robledales de monte bajo y pinares de repoblación.

Los trabajos pertenecen a las entidades locales menores de San Feliz de las Lavanderas y de Villarmeriel ubicadas en el término municipal de Quintanilla del Castillo.

El otro incendio, calificado como Gran Incendio Forestal se inició el 19 de agosto de 2012 en la localidad de Torneros de la Valdería, en el término municipal de Castrocontrigo, y se dio por extinguido el 6 de septiembre,  con un resultado de 11.768 hectáreas calcinadas en los términos municipales de Luyego y Castrocontrigo. La mayoría de la superficie quemada fue montes de utilidad pública, viéndose afectada superficie incluida en la Red Natura 2000.

Los trabajos se ejecutarán en los terrenos de las entidades locales menores de Tabuyo del Monte y de Morla de la Valdería, ubicadas la primera en el término municipal de Luyego y la segunda en Castrocontrigo.