La llama aún pervive dentro de la instalación militar, por eso, las previsiones de trabajo para mañana, según informa la delegada de la Junta en Leon, Ester Muñoz, pasan por consolidar el perímetro del campo de tiro para que el fuego no salta “ya de ninguna manera” fuera. Los trabajos realizados hoy “han sido muy favorables” y desde la delegación ponen en valor el trabajo de todos los efectivos del operativo.

Por otro lado, el alcalde Lucillo ha confirmado que en su municipio han ardido unas 200 colmenas a consecuencia del humo y de las llamas y ha recalcado que el agua llega con sabor y olor a humo. Las consecuencias del suceso se padecen entre los vecinos.