El sábado 17 de julio 2021 se reunió en La Bañeza el jurado calificador del XXXIII Premio Nacional de Poesía Conrado Blanco León, compuesto por Adolfo Alonso Ares, escritor, poeta, pintor; Andrés Martínez Oria, escritor y poeta; Andrés P. Broncano, escritor y poeta; Luisa Arias González, secretaria de la Fundación Conrado Blanco; y Felipe Pérez Pollán en calidad de secretario del jurado con voz y voto. De los más de doscientos poemas recibidos, quedaron seleccionados 10 que fueron objeto de deliberaciones y sucesivas votaciones por parte del jurado que finalmente falló a favor del poema titulado: “Si mi hermana hubiese leído las flores del mal” presentado bajo el seudónimo Publio.

Abierta la plica resultó ser su autor el poeta Néstor Julio Rojas Mata, premio Nacional de Poesía de Venezuela en 2016. Según el jurado mereció ser galardonado, por ser un poema fruto de contrastes bien equilibrados que se perciben como un todo absolutamente homogéneo; una obra elegíaca, dedicada a una hermana fallecida, y escrita desde la distancia del tiempo. El dolor de la pérdida, más el leve meditar desde la serenidad, la elevación de la lengua poética sumada a la cruda realidad que poco a poco cede espacio a unos deseos propios del realismo mágico, llevan a esta sublime creación poética.! Es una poesía de intimidades, de intenso recorrido que ahonda en la infinidad de un paisaje emocionado. Se descubre en él la inexplicable perplejidad de la poesía. Penetra en lo desconocido y desconcertante, esas regiones donde solo sabe llegar el arte. En esta obra, el poeta dibuja las palabras y las muestra en colores para que podamos y sepamos indagar en la emoción de esos paisajes.

El premio dotado con 2.000 € se le entregará el 1 de agosto en el acto de Poesía para Vencejos