El alcalde de Astorga, Juan José Alonso Perandones, ha vuelto a mostrar hoy su oposición rotunda a que Adif dé nuevos pasos para acabar de desmantelar el viejo tren de la Vía de la Plata. Según ha explicado el regidor cabe la posibilidad de que la entidad pública elimine el uso de transporte de mercancías que aún mantiene la línea, hoy en desuso, y “eso le permitiría terminar de levantar los raíles y toda la infraestructura que se conserva”, ha dicho el alcalde. Un extremo que desde Astorga no comparten ya que, como ha asegurado Perandones, “tiene un gran valor, ese tren del Oeste es testigo de una época, eje vertebrador y paralelo a la Vía de la Plata y la Caña Real, el valor patrimonial y lo que se conserva pueden ser motor turístico”. Para el alcalde toda esta infraestructura ferroviaria tiene el mismo valor que cualquier edificio histórico.

Es más, según ha adelantado el alcalde su idea pasa por limpiar el trazado del tren del Oeste a su paso por el municipio de Astorga y así que se pueda conservar lo que queda. “Lo llevaba en el programa electoral y quiero que esa limpieza se acometa en lo que queda de legislatura, aunque no sea competencia municipal”, ha terminado.