La Comisión Territorial de Patrimonio Cultural, celebrada de manera telemática y presidida por el delegado territorial Juan Martínez Majo, ha considerado adecuado el proyecto de reforma puntual de la cubierta de la iglesia de Santa Ana de León. Las obras a realizar consistirán en el levantado de teja cerámica curva, la sustitución de vigas y correas de madera existentes deterioradas por unas nuevas de madera laminada; y cobertura con teja curva vieja recuperada e instalación de peine de púas antipájaros. Las obras propuestas son de reestructuración de elementos puntuales de la cubierta manteniendo la volumetría y materiales originales.

También en León, la Comisión se da por enterada del informe preliminar de los trabajos realizados en el Sondeo 5 del proyecto de investigación en el marco de las obras de restauración de la Muralla de León. Se trata de la fase 2B de las obras de urbanización del espacio libre colindante con la muralla en el tramo de la Era del Moro. Además, autoriza el proyecto, así como la revisión de las cotas generales de acabado de la intervención y las obras de renovación de la red de saneamiento, en el ámbito del proyecto de obras de urbanización del espacio libre colindante con la muralla de León en dicho tramo, con la prescripción de que las obras se llevarán a cabo con control arqueológico realizado por un técnico con competencia profesional en la materia.

Se ha renovado la autorización para llevar a cabo trabajos de control arqueológico en el marco de la obra de instalación de canalización eléctrica entre la plaza del Cid y la calle Ancha, en la ciudad de León. De producirse algún hallazgo arqueológico en el transcurso de los trabajos deberá ser entregado en el Museo de León.

Por otra parte, la Comisión ha dado luz verde a la propuesta de informe relativo al Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico de Santiago Millas, a los efectos de dar cumplimiento a lo dispuesto en el artículo 43 de la Ley 12/2002 de Patrimonio Cultural de Castilla y León y en el artículo 94 del Reglamento para su protección.

Por otra parte, se estima apropiada la intervención propuesta para la restauración, consolidación y puesta en valor del tercer tramo de la muralla de Almanza. El proyecto de ejecución deberá contener las indicaciones de eliminación de la escalera y la pasarela que se proponen adosadas a la muralla por suponer una alteración del valor arquitectónico y paisajístico de este bien de interés cultural. De la misma manera deberá llevarse a cabo una intervención arqueológica previa a las obras propuestas en la muralla, concretada en un proyecto específico suscrito por un técnico con competencia profesional en la materia, que, además de registrar cartográfica y fotográficamente, en detalle, el estado actual del lienzo, proponga la realización de sondeos arqueológicos, si ello es necesario para conocer a ciencia cierta las cotas y estado de la cimentación de la muralla. Además, el proyecto deberá contemplar el control arqueológico de las obras de demolición del edificio y otros elementos que se encuentran sobre el antiguo lienzo medieval.

Además, la Comisión Territorial de Patrimonio recibe de conformidad el informe técnico del estudio arqueológico integrado en la redacción del Plan General de Ordenación Urbana de Valverde de la Virgen. En la cartografía deberá grafiarse el camino que salva el nudo de la Autopista AP-66 por el sur, que está señalizado como Camino de Santiago en la cartografía topográfica del Instituto Geográfico Nacional, entre los Kms. 312 y 314 de la CN-120, aproximadamente, y que es habitualmente seguido por los peregrinos por razones de seguridad.

También ha dado luz verde a la restauración del retablo mayor de la iglesia parroquial de La Baña. El retablo es un mueble barroco pleno de finales del s. XVII o principios del s. XVIII que conserva un sagrario renacentista sobreviviente del retablo anterior. La autoría de esta obra es desconocida, pero se encuentra fechada gracias a una inscripción realizada en uno de los bancos: ‘Hizose y dorose este retablo en el año 1702 de limosna que dio esta iglesia’. El retablo está compuesto por unbanco, un cuerpo y un ático. Contiene tallas de distintas épocas, dos pinturas sobre tabla en el banco y abundante decoración tallada. Destaca el excelente dorado bruñido, con ligeros toques de policromía al temple. Su estado de conservación se caracteriza por las habituales acumulaciones de polvo, fuerte ataque de xilófagos, desajustes, pérdida de volúmenes, repintes en las tallas y el sagrario, desprendimientos y levantamientos en la policromía y ennegrecimiento generalizado por humo de velas y oxidación de los barnices, aunque la patología más grave que presenta –y motiva la presente solicitud de intervención- es la pérdida de estabilidad estructural por movimientos en el zócalo, que han derivado en el desaplomo del conjunto. Según la técnica redactora del proyecto la invasión activa de carcoma es la responsable del debilitamiento mecánico. Por todo ello, se autoriza la restauración presentada de mejora de conservación e imagen de los bienes integrantes del patrimonio cultural.

Patrimonio ha informado favorablemente sobre la restauración de la Ermita de La Magdalena, en el municipio de Murias de Paredes, así como ha autorizado la actividad arqueológica de estas obras. Está prevista la ejecución de un drenaje perimetral formado por un encachado drenante para recogida de aguas pluviales y una membrana drenante. En muros, se plantea la limpieza de depósitos superficiales, retirada de hierbas, limpieza con tratamiento biocida (fungicida-algicida) de costra biogénica superficial de elementos de cantería histórica con medios manuales bajo supervisión arqueológica, y prevención de proliferación de algas, líquenes, mohos y microorganismos; la limpieza de cantería en seco mediante medios manuales con brochas de cerda suave, cepillos de raíces y espátulas de madera; y la eliminación del rejuntado de mortero existente en fachada de cantería por medios manuales. En la cubierta se contempla la limpieza de tierra vegetal, revestimiento con enfoscado de mortero de cal hidráulica, impermeabilización con lámina de caucho, membrana filtrante y cubierta de lajas de pizarra micácea y cuarcita irregular ancladas a estructura de madera mediante espárragos de acero inoxidable. Interiormente, se prevé pavimento formado por un forjado de madera, vigas y correas de madera laminada, panel marino fenólico y pavimento laminado flotante fenólico acabado color roble.