A falta de una asamblea extraordinaria de IU, que se celebrará este miércoles, el órdago lanzado a primera hora por los concejales Nuria Bautista y Chema Jáñez, que han dejado sus cargos a disposición del alcalde, parece que tiene poco recorrido. El regidor ha confirmado que “estamos en un momento importante de la gestión municipal y creo que cada miembro del equipo de Gobierno debe continuar con su misión”. El alcalde no ha dado más explicaciones y desde IU, tras la nota de prensa, se guarda silencio. Jañez y Bautista argumentan en ese comunicado diferencias con las decisiones de la alcaldía, pero no han querido profundizar más en el asunto a la espera de la asamblea del miércoles.