Paralelamente al Ciclo contra la Violencia de Género, el cual inaugurábamos el día 12 del presente mes, en la tarde de ayer comenzamos actividades culturales como preámbulo a la primavera ya con nosotros.

Antes de dar comienzo al acto, se quiso tener un recuerdo a la figura de Felipe Pérez Pollán, poeta y alma mater del Certamen Poesía para vencejos de Palacios de la Valduerna. El conservador del Museo Textil, recordó que muchas de las fotografías que durante años se editaban con notas de prensa de los actos culturales del museo, las realizaba Pérez Pollán, el cual acudía a todos los actos. Era pues, el reportero gráfico, pero de una manera callada y silenciosa. Se quiso agradecer con estas palabras toda la dedicación y tiempo prestado por esta gran persona.

Acto seguido, la poesía se apoderó de los presentes en el Museo Textil de la mano del poeta y narrador Delfín Nava Castillo, un escritor afincado en esta tierra maragata desde el año 91, tierra que ha adoptado como la suya natal y, en palabras propias, tierra que tiene metida en las carnes y en el que estuvo arropado por dos extraordinarios maestros de ceremonias que mezclando formalidad e informalidad deleitaron al público asistente: don Fernando Carlos Pérez (poeta y activista cultural) y don José Antonio Martínez Reñones (director de la editorial Lobo sapiens). Ambos glosaron la obra situándola en lugar destacado en el mapa poético actual, tanto por sus valores literarios como por su vocación de universalidad desde un microcosmos personal lleno de trascendencia y humanidad. Se trataba de la presentación de una antología que recoge en 9 libros, su andadura vital y literaria, Antología del Desconcierto “Opus Luciferina”.