La corporación bañezana se ha reunido esta mañana en un pleno ordinario para abordar, entre otros asuntos, la concesión de la medalla de oro de la ciudad al Instituto Vía de la Plata en su 50 aniversario. Una decisión que ha sido respaldada por todos los grupos políticos. También se ha dado luz verde a las fiestas locales para 2022, que serán el 1 de marzo Martes de Carnaval, y el 16 de agosto San Roque. Se ha aprobado, con la abstención de Unidas Podemos y Vox, la cuenta general.

El punto, como era de esperar, que más polémica ha suscitado ha sido las nuevas dedicaciones de los concejales, un punto que se ha llevado ya en varias ocasiones al pleno y que en su día se vino abajo cuando Ciudadanos, socio de gobierno del PP, no respaldó los sueldos. Precisamente, los cambios de este grupo municipal ha sido el arma arrojadiza que ha aprovechado la oposición para afear que ahora sí se pongan dedicaciones parciales con sueldos. Así lo ha argumentado Tomás Gallego del PSOE.

Juanjo Blanco, portavoz de Ciudadanos, ha reconocido que un trabajo tiene que ser retribuido “es lo justo” y ha asegurado que también el presidente del Gobierno cambia de opinión. Por su parte el alcalde, ha sentenciado que con los sueldos “siempre se busca hacer demagogia”.

Finalmente, las nuevas dedicaciones quedan de la siguiente manera. Se mantiene la del acalde, una dedicación parcial al 80% que supone un sueldo bruto anual de 36.337 euros. Se fijan dos dedicaciones al 70% para los concejales de Cultura y Servicios Sociales, José Luis del Riego y Carmen Macho, que cobrarán 21.373 euros al año y dos dedicaciones más para los concejales de Ciudadanos, Patricia González y Ángel Fernández, en ambos caso al 50% y con una retribución bruta anual de15.266 euros.