El procurador del Grupo Parlamentario Socialista, Javier Campos, ha defendido esta mañana una propuesta ante la Comisión de Educación de las Cortes de Castilla y León en la cual se ha instado a la Junta a proceder, en el primer proceso de selección oportuno, a la aprobación de la implantación del ciclo formativo de Grado Medio denominado Técnico en Producción Agroecológica, a instaurar en el IES Santa María de Carrizo del municipio leonés de Carrizo de la Ribera.

La propuesta nace del compromiso adoptado por el PSOE de León tras una reunión mantenida por parte de la presidenta, Montserrat Álvarez Velasco; el secretario general, Javier Alfonso Cendón; y los procuradores Nuria Rubio, Diego Moreno y el propio Javier Campos el pasado mes de julio con el director del instituto, Ramiro Guardia, y el alcalde del municipio, Alfonso Álvarez, para conocer con detalle el proyecto de atracción del grado hacia el centro educativo.

“Los grupos parlamentarios de PP y Vox han negado el pan y la sal a una zona clave de la provincia de León”, lamenta el procurador socialista en referencia a la comarca de la Ribera del Órbigo, recordando cómo la implantación de este ciclo “es algo que se lleva reivindicando con intensidad”, tanto desde el centro educativo como desde el Ayuntamiento, así como a través de “más de veinte empresas que han estado detrás apoyando la iniciativa”.

“Una iniciativa que fijaría alumnos en la zona y atraería a otros de lugares cercanos y que, por tanto, supondría fijación de población en el medio rural”, opina Campos. “El Partido Popular y Vox han reconocido que es una iniciativa idónea”, continúa explicando, reprochando a ambos grupos parlamentarios hayan decidido no apoyar la propuesta presentada alegando “que se requieren unas infraestructuras que a día de hoy no hay, cuando los terrenos que se necesitarían los pondría la Junta Vecinal, la luz y el agua el Ayuntamiento y el resto correría a cargo del instituto”. “Quedaría simplemente un taller, para el que parece que la Junta no tiene dinero”, concluye, “en fin, una lamentable nueva actuación del grupo popular y de Vox, negando el pan y la sal al medio rural, en este caso en la provincia de León”.