El hasta ahora vicepresidente del club, Roberto Gonzalez García, toma las riendas de la junta gestora del Atlético Astorga y recoge el testigo de Sagrario González, que deja la presidencia tras once años.

Roberto Gonzalez ha pedido el apoyo de todos para “no dejar morir el Atlético Astorga” y se ha comprometido a trabajar. “Sagrario ha dejado el listón muy alto y no queremos que esto muera, así que os necesitamos a todos”, ha destacado.

En la gestora le acompañan Manuel Ortiz y Javier. En los próximos días se darán a conocer el resto de nombres. El resto de miembros de la gestora de Sagrario también se han despedido esta tarde.

Gonzalez García ha señalado que van a pelear para que Astorga “esté entre los gallitos del grupo octavo” y ha precisado que ya se está hablando con varios entrenadores para cubrir la plaza de Miñambres. Además ha asegurado que su idea es que la columna vertebral del Astorga, en cuanto a jugadores, sigan militando en las filas del conjunto verde.