El Ciudad de Astorga consiguió el liderato de la Challenge tras la disputa de la primera etapa con Juan Vigil que aventajó a sus rivales en la crono inaugural.

La Challenge Rías Baixas comenzaba a rodar con una contrarreloj individual de 7,8 km, con un sinuoso recorrido que favorecía a nuestros corredores, en especial a Juan Vigil que hacía buenos los pronósticos al marcar el mejor tiempo que le daría el liderato de la prueba. Cavero también realizaba una gran crono colocándose solamente a unos segundos del líder.

En la misma jornada, se disputaba la segunda etapa, una recorrido rompe piernas con final en repecho que se adaptaba a las características de Jose Cavero, en el que demostró su buen hacer en este tipo de llegadas siendo séptimo. Al margen de este buen resultado de Cavero la nota negativa vino en forma de avería mecánica, Vigil era golpeado por uno de los participantes en su bicicleta, quedando descolgado y perdiendo un valioso tiempo, que le impediría mantener el liderato. Raul intentó reintegrarlo en el pelotón siendo labor imposible pero realizando una gran labor de equipo.

Ya en la tercera jornada con el liderato perdido, en la que no podía tomar la salida Cavero, el objetivo primordial era luchar por la victoria de etapa, con libertad para intentarlo, Raul se echó el peso a sus espaldas siendo el mejor colocado en la linea de meta por parte del equipo en el puesto 10 dentro del selecto grupo que se jugó la victoria. Vigil finalizaba la Challenge con un segundo puesto de nuevo, siendo ya un asiduo a la medalla de plata en las competiciones en las que se presenta.