Ayer se celebro el pleno solicitado por la oposición para reprobar la actuación de la concejala de cultura, Geli Rubio; y también la del alcalde, Juan José Alonso Perandones.

El tema central en el salón de plenos del ayuntamiento fue el primer punto del día: reprobar a la concejala de cultura. Los populares pusieron sobre la mesa la resolución del procurador del común sobre la situación de la Asociación Cultural “Sartaina” tras ser expulsada de la escuela de música. La resolución del procurador aconseja al equipo de gobierno a valorar la procedencia de suscribir un convenio de colaboración la Asociación “Sartaina” para que puedan seguir realizando la actividad formativa en el ámbito de la música tradicional.

Desde el equipo de gobierno, el propio alcalde, dijo a la oposición que si conseguían un papel firmado por el AMPA de la Escuela de Música pidiendo la vuelta de “Sartaina” a su lugar habitual de ensayo, mañana mismo volverían. Comento que no era un tema personal si no algo que dificultaba otras clases simultáneas en la Escuela. Por último, añadió que se estaban buscando soluciones de cara a encontrar un espacio adecuado para que la asociación pueda seguir impartiendo sus clases de música tradicional.

Por otro lado, en cuanto al segundo orden del día, la oposición se ha quejado de la falta de documentación. Dicen que siguen sin disponer de las autorizaciones de la comisión territorial de patrimonio de los monumentos de la ciudad.

Finalmente, se ha vuelto hablar de la fotografía de Perandones sin casco en su moto y de las explicaciones que había aportado el alcalde. Desde el grupo popular han señalado que los hechos no son como se cuentan mientras que el regidor ha comentado que considera que la oposición se ha sobrepasado con ese tema y que se ensañan con su persona.

En cuanto a las votaciones, las peticiones de reprobación no salieron adelante gracias a la mayoría de PSOE-IU.