A iniciativa de un grupo de voluntarios de La Bañeza y con la colaboración de las parroquias y Cáritas, están buscando alojamiento para varias familias de Ucrania que en los próximos días llegarán a la ciudad. En principio, este viernes se espera a dos familias que vienen huyendo de la guerra por Polonia y han volado hasta Madrid, pero podrían llegar más, ya que desde La Bañeza están intentando acoger a los que lo necesiten.

Si alguien tiene un piso o una casa, dotada con los servicios mínimos, en La Bañeza o alrededores, puede ponerse en contacto en el teléfono 653.93.70.83 o con los párrocos de Santa María o El Salvador. La acogida sería temporal hasta que puedan encontrar otro lugar donde vivir o regresar a su país.