La Perfumería de la Avenida de las Murallas ha vuelto a ser el objetivo de los ladrones. El establecimiento ha sido asaltado tres veces en apenas un mes. Justo antes de Navidad sufrió un alunizaje y esta pasada madrugada los cacos han vuelto a estampar un coche contra el escaparate para llevarse los productos. Un vehículo que, previamente, había sido robado en Astorga y que después quedó en mitad de la calzada. El robo de esta madrugada se produjo sobre las 5 de la noche y fue el ruido el que alertó a los vecinos que dieron el aviso a la Policía Local, que está recabando las pruebas necesarias.

La perfumería sufrió otro intento de robo hace apenas unos días, cuando los ladrones rajaron la trapa pero no consiguieron acceder al interior.

En este último robo se han llevado importante cantidad de material además de provocar serios daños materiales, según fuentes oficiales.