La Dirección General de Tráfico (DGT) estableció a primera hora de esta mañana el nivel amarillo en el tramo que comprende los kilómetros 340 y 364 de la A-6, a su paso por la localidad leonesa de Brazuelo, por lo que se prohíbe la circulación de camiones y articulados en dicho tramo y se pide al resto de vehículos extremar las precauciones por pavimento deslizante.

Así figura en el último parte de la DGT, emitido a las 10.30 horas y al que ha tenido acceso Ical, que también establece el nivel rojo en las carreteras que atraviesan los puertos leoneses de Pajares, San Glorio y Pontón por la nieve caída sobre ellas en las últimas horas, por lo que para circular por estas vías es necesario el uso de cadenas o neumáticos de invierno.

En concreto, se trata de la N-630 entre los kilómetros 87 y 100, en el puerto de Pajares; de la N-625 entre los kilómetros 93 y 121, en el puerto de San Glorio; y de la N-621, en el puerto de Pontón que comprende los kilómetros 91 a 121. Además, el puerto de Lunada, en la provincia de Burgos, continúa cerrado al tráfico por la nieve.

Además, la DGT pide precaución para transitar por las carreteras CL-633 en Poza de la Sal (Burgos); A-6 en Vega de Valcarce y A-66 en Valverde de la Virgen (León); CL-601 en Navacerrada (Segovia); y A-11 en Calatañazor, CL-101 en Gómara, CL-117 en Molinos de Duero, N-111 en Soria, N-122 en Calatañazor y N-234 en Abejar (Soria).