Una representación de UGT-FICA, encabezada por el secretario general de la sección sindical de Azucarera, Francisco J. Fernández, y acompañado por miembros de UGT Azucarera, Ugt Acor, y Ugt-Fica Estatal y autonómica, se reunieron ayer en Valladolid con el consejero de Agricultura y Ganadería, Jesús Julio Carnero, para trasladarle su malestar por la «escasa y poco contundente» defensa del sector ante el ataque que consideran que supone la campaña ‘Hijos del Azúcar’ del ministro Alberto Garzón.

Según fuentes sindicales, el consejero defendió su postura asegurando «haber defendido en todos los escenarios posibles tanto al sector como a sus trabajadores». En referencia a la nueva PAC, le reprocharon que pidiera un
tratamiento especial para las cooperativas, algo que el consejero negó confirmando su apoyo tanto al cooperativismo como a la empresa privada.

Además, para demostrar su apoyo, se ha comprometido a visitar el centro de envasado de Benavente (Zamora) y la Azucarera de la Bañeza (León) al inicio de la campaña de remolacha.

Asimismo, el secretario general de UGT FICA Azucarera ha pedido que se siga “trabajando firme y duramente contra los ataques que está recibiendo este sector, poniendo en valor que en Castilla y León hay cuatro azucareras repartidos por diferentes zonas geográficas”. Cabe recordar que, en nuestra comunidad, se ubica la azucarera de Acor, en Olmedo (Valladolid), y las de Miranda (Burgos), Toro (Zamora) y La Bañeza (León). Además, hay un centro de envasado en Benavente (Zamora).

Por eso, para Francisco J. Fernández, “esto tiene que ser suficiente para que todos valoremos la importancia de este tejido industrial, el empleo que crea y la fijación de población en el medio rural del sector remolachero-azucarero”.