El Ayuntamiento de La Bañeza ha acogido este martes la presentación del II Curso de Verano de la Universidad de León, bajo el título ‘Antonio Colinas: nuevos géneros, nuevos caminos’, que se celebrará en la ciudad entre los días 25 y 27 de agosto, en el edificio de las Tierras Bañezanas. El alcalde del municipio, Javier Carrera, ha ensalzado la importancia de este acto, “en este momento en el que estamos preparando las bases del futuro”. Durante su intervención, recordó que la visita del consejero de la Presidencia que se llevó a cabo el pasado lunes a la Casa de la Poesía supuso “el pistoletazo de salida de lo que hoy presentamos, que es este curso que realizamos en colaboración con la ULE, que surge de una personalidad universal como es Antonio Colinas, pero también es importante en lo que respecta a la colaboración entre las diferentes entidades públicas y privadas”; y en esta línea, aludió a Legumbres Luengo y la Fundación Conrado Blanco, dos colaboradores fundamentales en este curso.

Carrera concluyó dejando claro el apoyo municipal a este tipo de actividades, insistiendo en que “la cultura y la educación es fundamental, porque es la manera de que las sociedades avancen. Queremos que La Bañeza sea un referente también en formación”.

El poeta Antonio Colinas incidió en que “me parece un milagro que tengamos este segundo curso, aunque el milagro fue el primero y tuvimos casi medio centenar de inscritos, pese a las circunstancias”. Pero explicó también que La Bañeza cuenta con unos espacios adecuados y “esperamos que este curso todavía fluya con más naturalidad y tranquilidad”.

Con respecto a la temática del mismo, Colinas relató que abarcará “diferentes géneros de mi obra. La base de mi obra es la poesía, pero también hay narrativa, cuentos, ensayos, etcétera. En esto se centra más el curso, aunque la poesía es el sustrato de toda mi obra y seguirá estando presente”.

En cuanto al programa, el poeta destacó que se abrirá con una ponencia del decano de la Facultad de Filosofía y Letras y codirector del curso, Juan Matas, y se cerrará con el académico de la Lengua, Salvador Gutiérrez. También contará con una hispanista norteamericana, experta en la obra de Colinas, y habrá presencia bañezana, de la mano de las poetas Marta del Riego y Lourdes de Abajo. La Bañeza también será protagonista en la clausura que se llevará a cabo en el teatro, con el concierto del tenor Javier Alonso.

El artista bañezano finalizó su intervención señalando la repercusión no solo nacional, sino internacional, que puede tener La Bañeza a través de la Casa de la Poesía, dado que, según el poeta, se están preparando cuatro antologías, elaboradas por profesionales de distintas nacionalidades y con su consiguiente presentación en diferentes lugares, fuera de las fronteras de España.

El concejal de Cultura, José Luis del Riego, puntualizó que este año, con la limitación de aforo al 75%, “esperamos poder aumentar el número de alumnos que asistan al curso”. En lo que respecta a las condiciones, se están realizando actuaciones en el espacio para mayor comodidad de los asistentes.

Destacar que la Universidad de Salamanca ha presentado la candidatura de Antonio Colinas al Premio Princesa de Asturias de las Letras, como ha celebrado la secretaria de la Fundación Conrado Blanco, Luisa Arias, unas palabras que ha matizado y corroborado el escritor bañezano.

Matas, como codirector del curso junto con Antonio-Ondón Alonso Ramos, destacó la importancia de que la ULE sea parte de este proyecto y que la “poesía de Colinas llegue a toda la sociedad. Un curso como este puede aportar algunos conocimientos y es un verdadero orgullo y honor codirigir este proyecto, que esperamos que tenga nuevos capítulos. Es un curso interartístico, que hace bandera de la Casa de la Poesía”. Alonso Ramos, por su parte, agregó que para lograr la “excelencia” que pretende este curso hace falta materia prima, “que la tenemos”, una voluntad política y participación externa, que es “clave” para el desarrollo de estos proyectos.

Por último, los representantes de los patrocinadores, Legumbres Luengo y la Fundación Conrado Blanco, apostillaron que “este curso es un lujo para la ciudad y es el momento de estar al lado de la cultura, por lo que estamos encantados de colaborar”.