Un grupo de transportistas de Astorga han protagonizado esta tarde una caravana para protestar por la subida de los precios del combustible y las cargas fiscales que “ahogan” al sector.

Uno de los afectados ha explicado que mover el camión se ha encarecido en 1.500 euros al mes. “Se nota una barbaridad”, ha comentado Sergio Rabanal, uno de los participantes en la caravana. Ha destacado también que son pequeños autónomos a quienes “toda esta situación está asfixiando. Somos empresas pequeñas y no podemos sostener esto mucho tiempo”.