El Grupo UPL-Soria YA reclama en una proposición no de ley registrada en las Cortes que la Junta que reactive la mejora de la carretera entre León y Bragança, a través de la mejora “con urgencia” de la vía que une Puebla de Sanabria y Rihonor, así como con la inclusión en los próximos Presupuestos Generales de la Comunidad de una partida para ampliar la capacidad de toda la vía entre la provincia y la ciudad portuguesa.

Asimismo, la iniciativa insta al Gobierno central a que ejecute el puente internacional que uniría España y Portugal a la altura de Rihonor. En un comunicado los ‘leonesistas’ recuerdan a la Junta que Portugal ya está impulsando la mejora de capacidad de la conexión por carretera entre León y Bragança, mientras que a su juicio la Junta mantiene “en pausa” la ejecución del proyecto.

En ese sentido, indicaron que la mejora en la conexión por carretera entre León y la ciudad portuguesa de Bragança permanece “sin avances” en la parte que compete ejecutar a la Junta de Castilla y León. UPL indicó que esta actuación supone “un hecho vital para el desarrollo y potencialidad logística tanto de las comarcas zamoranas de Sanabria y La Carballeda, como de la provincia de León”, por lo que piden a la Junta que se aplique y lo haga preferentemente mediante la construcción de la autovía León-Bragança.

En este aspecto, los ‘leonesistas’ señalan en su iniciativa que esta infraestructura fue prometida hace ya década y media por parte de la Junta, pero pese a ello, en la parte que correspondería a la Comunidad por ser una carretera de titularidad autonómica, sigue sin ejecutarse la mejora de la vía y su capacidad de tráfico, incumpliéndose con ello también la promesa de crear la autovía León-Bragança.

De hecho, desde UPL denunciaron que siguen sin percibirse avances reales para ejecutar esta mejora de la capacidad de la vía por parte de la Junta de Castilla y León, y ello a pesar de que Portugal sí que está avanzando en la parte que le corresponde, puesto que ha incluido la mejora de la carretera entre Bragança y Rionor en su Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, lo que le ha permitido financiar las obras (con un valor de 26 millones de euros) con los fondos Next Generation de la Unión Europea, habiendo licitado el proyecto para que sea finalizado en 2026 en su tramo portugués.

No obstante, desde UPL lamentaron que en el tramo español, “la Junta de Castilla y León sigue sin acometer el impulso necesario para ampliar la capacidad de la vía, como tampoco lo está haciendo el Gobierno central para ejecutar el puente internacional que conectaría España y Portugal en este punto de la frontera”.

Por último, los leonesistas recordaron que “desde 2008 sólo ha habido promesas” por la Junta y el Gobierno, pero sigue sin ejecutarse el proyecto que mejore la conexión, preferentemente por autovía.