Los propietarios de los terrenos, los hermanos Moreno, se reunieron ayer con el alcalde, Javier Carrera, y con el teniente de alcalde, Juanjo Blanco, para pedirles su apoyo y para que hagan de intermediarios ante la consejería de Fomento y Medio Ambiente con el objetivo de sacar adelante el proyecto. Esta entrada desde la propia rotonda al polígono industrial le daría más visibilidad y accesibilidad, según indican. El coste sería de 181.400 euros y la propiedad está dispuesta a correr con parte de los gastos.

Francisco Moreno Bardají ha explicado a los medios las buenas infraestructuras del polígono, pero ha señalado como un impedimento para que el polígono crezca, y con ello la ciudad, la inexistencia de un enlace directo con la autovía. Por ello, desde la Asociación de propietarios del Polígono La Bañeza han encargado a una empresa externa la elaboración de un plan para la adecuación de la rotonda de acceso a la autovía A6, en el kilómetro 303, para facilitar ese acceso directo.

Además, desde la Asociación ya se han puesto en contacto con el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones para hacerle saber la disposición de los propietarios para ayudar a afrontar el coste del proyecto.

El siguiente paso es la autorización por parte de la demarcación de Carreteras de Castilla y León occidental. Después, faltaría el visto bueno del consejero, quien consideran debería encabezar el proyecto y coordinar al Ayuntamiento bañezano, al Ministerio de Fomento y a la propia consejería de la Junta.

Javier Carrera, el alcalde bañezano ha querido recordar que se trata de un polígono industrial privado y que, pese a estar dispuesto a apoyar iniciativas que traigan beneficios para La Bañeza, el dinero público es para lo público.